Insert your custom message here. cerrar ×
+

Primera opción-una clase a la semana

Una clase por semana de una hora de duración, que incluye elementos del solfeo y clases con el instrumento.

Este curso es recomendado para:

  • Quien empiece de cero y quien todavía no tenga toda la seguridad de dedicarse a un instrumento. El Pack ECONOM esta diseñado especialmente para vosotros.

No todo el mundo esta dispuesto a gastar una cantidad de dinero sin saber si realmente es lo que necesita o no. El curso ECONOM dura tan solo 3 meses, con una única clase a la semana; el tiempo idoneo para determinar su necesidad, capacidad y talento para estudiar música. Dedicaremos las clases para  conocer los conceptos básicos de la notación musical y, para dar los primeros pasos en el dominio del instrumento. Ya lo verás, en este fascinante proceso, el resultado no se hace esperar.

  • Quien ya ha tenido contacto con la música, ha asistido o asiste a clase en una institución educativa. Para clases de apoyo y corrección de errores.

Por desgracia, no todos los estudiantes tienen el mismo nivel y capacidad de aprendizaje por cuenta propia y, en los intervalos entre clase y clase en una escuela musical o conservatorio, no se producen grandes avances en el aprendizaje. Esto ocurre porque el alumno no dispone de un sistema autoeducativo adecuado. En nuestras clases vamos a conocer y barajar todos todos los programas de formación necesarios, elaboraremos y probaremos un plan de trabajo en casa adecuado para ti. ¡Estoy segura de que lo conseguiremos!

BÁSICO- dos clases a la semana

Cada clase dura una hora e incluye la base del solfeo, correcta formación de la audición y el aprendizaje con el propio instrumento.

Este curso es recomendado para:

  • Quien empieza desde cero y quiere un progreso rápido y visible.

Al dedicar dos días de la semana al instrumento y a las clases de solfeo recibirás toda la información necesaria en un intervalo de tiempo adecuado para poder trabajar los deberes en casa, sin olvidar el material impartido. El conjunto de la práctica regular con el maestro y el trabajo en casa, da como resultado verdaderas maravillas, créeme.
En la etapa inicial de nuestra formación es muy importante que el profesor lleve un buen control sobre el trabajo por cuenta propia del alumno. Muchas veces ocurre que al marcharse una semana a casa, el alumno practica de una forma errónea o distinta a la que le ha enseñado el maestro. Como resultado, al volver a clase la semana siguiente, en vez de seguir avanzando con la lección, el profesor tiene que corregir al alumno y atrasar todo el aprendizaje, al menos, una semana más. Semana que el alumno a dedicado a practicar, pero sin la posibilidad de comprobar si esta avanzando y de corregir sus errores en una clase más con sus profesor. Por ello es que estas dos clases por semana son exactamente lo que hace falta para el progreso adecuado y completo del alumno.

  • Quien este preparandose para los exámenes del conservatorio o de una escuela musical.

Para aquellos que necesitan repasar de forma rápida el material que ha podido perder por ausencia a las clases, por una enfermedad o viaje, por ejemplo. Para alumnos que esten de vacaciones o que se quieren poner al día después de estas.
Cuando se trata de niños pequeños, nos encontramos con que su nivel de responsabilidad respecto a los estudios no es muy elevado. A menudo ocurre que el alumno literalmente “se despierta” a pocos meses del examen, o de la prueba de acceso a la escuela musical. En estos casos, cada semana es crucial y confiar en un milagro no tiene ningún sentido.  De echo, en mi experiencia como docente, esto ha ocurrido en varias ocasiones. He tenido que preparar  niños a 2-3 y hasta un mes antes del examen de flauta, piano y xilófono, (en cada escuela hay una demanda distinta de conocimientos para los diferentes tipos de instrumentos). Y, ha habido un caso en el cual tuve que preparar a un alumno sin ningún conocimiento de alfabetización musical, para un examen de flauta en una escuela musical,¡¡¡ en tan solo tres semanas!!! Por suerte, todo salio bien. Fue nuestra pequeña victoria con el alumno y sus padres. En estos casos, hay que rendir homenaje a las mamás y los papás, quien toma a tiempo la decisión de recurrir a clases adicionales intensivas. Los milagros si que existen; solo hay que trabajar un poco para conseguirlos.

Profesional – 3 clases a la semana

Tres clases por semana, dos de ellas dedicadas al dominio del instrumento y, una para el estudio del solfeo en profundidad, con dictados auditivos, establecimiento de la entonación y del oído, la teoría de la música, las bases de la cultura musical, la formación de lectura desde el papel, etc.

Este curso es recomendado para:

  • Quien quiera obtener una formación completa y profesional de un instrumento.

Dedicándose al estudio de asignaturas como la teoría de la musica, la literatura musical, practicando ejercicios para la audición y la entonación, el aprendizaje de la técnica de lectura del pentagrama, se va formando la base necesaria para la conversión en músico profesional. Para que puedas leer, sin ningún problema, una partitura, ser capaz de interpretar por ti mismo cualquier obra y, saber orientarte en las distintas tonalidades. Dedicando una hora de tu horario para el aprendizaje de “la gramática musical” estás ahorrando tu tiempo para las clases con el propio instrumento.
Cuando estamos tratando de aprender a tocar un instrumento musical nos olvidamos de que no solo se trata de la colocación de los dedos y de la puesta en escena. También tenemos que invertir tiempo en la lectura de las notas, orientarnos en la tonalidad, apreciar la diferencia de las llaves musicales, así como saber leerlas. Todo esto ocupa un tiempo concreto en las clases para aprender a tocar nuestro instrumento. Para ello, en las instituciones académicas musicales, especifican un día y una hora distintos para para estas clases de solfeo. Y en estas clases podemos dedicar todo nuestro tiempo a “las matemáticas de la música”, y no perderlo cuando toca dedicarse plenamente al instrumento. La buena lectura de la partitura y un oído limpio mejoraran considerablemente tu habilidad con el instrumento. No gastemos más tiempo y ¡empecemos ya!

  • Quien ya estudia en algún tipo de colegio musical y precisa de ayuda, no solo en aprender a tocar el instrumento, sino en la teoría musical, el análisis, y la cultura de la música (literatura musical), y todo lo que engloba el solfeo.

Hay un concepto denominado dictado. Gracias a la escritura de éste desarrollamos nuestro oído musical. Su inconveniente que es algo que no podemos realizar en solitario. El dictado trata de una melodía que va siendo reproducida preferiblemtente mediante un piano, la cual tiene que ser escrita por otra persona, en este caso el alumno. Se sobreentiende que no se puede interpretar una melodía sin conocer sus notas. Para ello necesitamos a nuestro profesor, quien va interpretando la melodía a trozos, o en su conjunto, permitiendo al alumno captar y apuntar su ritmo. Despues de la correcta práctica con estos dictados, el alumno será capaz de interpretar cualquier melodía reproducida tanto con un instrumento, como en una partitura, con la misma tonalidad y prolongación. En esto consisten los frutos del desarollo del oído musical, que es una parte fundamental de una correcta y adecuada interpretación musical.

Basta de información por hoy, es hora de descansar, poner un disco con mi melodía preferida y… ¡probar escribirla!